Mientras besa la lluvia

 


Mientras besa la lluvia con su arpegio solemne

el enigma del cielo su albedrío nos deja,

confirmando su impronta, su benéfica huella

entre tanto la orquesta presurosa se ofrece.


Es hermosa y sublime la mimosa cadencia

cuando firme requiebra vigorosa los valles,

melodiosa fortuna que se luce entre azares

en colinas de anhelos y pendientes severas.


 En el manto del río la sonrisa campestre

hace guiños que acogen lo feraz y lo intenso

y el torrente que fluye por el cauce revuelto

se acicala en la esencia del hechizo que asperge.


Nos regala el abrazo, la pasión de su ofrenda

mientras goza el diluvio del instante divino,

concentrado en sus notas, festejando el arribo

va luciendo sus galas el Otoño que espera.


Mientras besa la lluvia con su arpegio solemne

es hermosa y sublime la mimosa cadencia,

en el manto del río la sonrisa campestre

nos regala el abrazo, la pasión de su ofrenda.




Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza