Versa el alma



Mientras baten tantas alas en revuelo
y entre letras nos regalan su ternura,
nace el verso en el fraguar de esta locura
y arrebata apasionado en su desvelo.

Versa el alma en la algazara del anhelo,
se estremece el corazón sin más mesura
entre tanto el frenesí de su hermosura
nos invita en el placer al mismo cielo.

Son instantes tan sagrados y genuinos
que atesoran lo más bello de la aurora:
¡el caudal de los encuentros clandestinos!

Entre notas la misiva tentadora,
la que sabe nuestros sueños más divinos
y contagia con su esencia seductora.



Comentarios

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas