Entregarse simplemente

Hoy llora para siempre lo querido
mi humilde corazón que destrozado,
se mira taciturno y defraudado
buscando en el consuelo lo perdido.

Jamás se sentiría arrepentido
de haber sido tan fiel a su legado,
quizás te pareciera equivocado
mas siempre quiso ser correspondido.

Es cierto duele mucho la partida,
el ciclo que se cierra de repente
y deja ese sabor a despedida.

Tal vez no pudo ser más evidente
ni supo ver el cenit de su vida,
mas quiso así entregarse simplemente.

Comentarios

Entradas Populares

Con su ejemplo

Más allá de promesas.

Paloma, quimera, desvelo

Décimas a mi padre