Y leal se sacrifica



Cuando el tintero despliega
no hay mentira que se esconda,
la verdad se surte oronda
con la humildad que sosiega.
El amor no se doblega
frente a la vil avaricia,
él florece en la caricia
no traiciona ni claudica,
siempre fiel se multiplica
con la emoción que da calma,
pues convence desde el alma
y leal se sacrifica.


Y leal se sacrifica
sin pretextos ni escondrijos,
es real, sin acertijos
y cual luz se comunica.
Seducción que identifica
la más sublime verdad,
rompiendo la oscuridad
las tinieblas y tormentas
y en las tardes polvorientas
o en el gris de los aciagos,
deja a un lado los rezagos
con sus firmes herramientas.


Comentarios

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas