Desordena hasta el desvelo



Desordena hasta el desvelo
el poeta con su lira,
revuela mientras se inspira
cortejando en el anhelo.
Se siente como un mozuelo
en su trino de quimeras,
seduce las primaveras
junto a las musas del monte,
y atisba en el horizonte
sus cautelosas esperas.

Avizora la armonía
en el caos del empeño,
se empodera junto al sueño
al escrutar día a día.
Inquieta la melodía
del numen que intenso entrega,
su devoción mientras riega 
la semilla de algún verso,
que atesore el universo
cuando el tintero despliega.


Comentarios

Entradas Populares

De la mano del tiempo

Quiero escribir tu nombre.

Con tu esencia solidaria

Inquieta musa