Forjando nuevos senderos

Quiero superar la tarde, el ocaso y el silencio,
revelar cada llamado, vivir enfrentando el riesgo.
Solucionar tantas cosas, sentir la fe y el consuelo
dignificando el camino, seduciendo al universo. 

Arremeter desafíos sin consultar documentos,
perseverar en lo poco y en lo mucho sin remedios.
No alquilar a la esperanza ni sepultar los anhelos
suspirando en la nostalgia y haciendo galas al credo. 

A el que sabe de la esencia, de las dudas, del misterio,
del milagro que equivale a la verdad sin pretextos,
el que ahonda en la mirada, el que se atreve sin miedos
y empina una rosa blanca junto al aroma del tiempo.

Y es preciso que supere el dolor y el desconcierto,
tanta traición desmedida, la crueldad de quien más quiero.
Aceptar lo que no puedo cambiar a pesar del reto,
abrazar lo que es genuino, lo sagrado y verdadero.


Quiero alimentar mis días sumando nuevos intentos,
atravesar la colina, que el límite sea el cielo.
No importa si en la pendiente se haya quebrado el denuedo,
la intrepidez, la osadía, la audacia y hasta el empeño
podrán hacer sus historias forjando nuevos senderos.




Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza