¡El mundo conoce a Lorca!



Fuente Vaqueros, la cuna
del poeta, de su impronta,
del humanismo dotado
por un lenguaje que honra, 
la grandeza de las almas 
en esa tinta que aún brota
cuando en papel el tintero 
plasma entre versos la historia. 


Fue su niñez tan divina
tras polluelos y amapolas,
atravesando los campos
detrás de las mariposas,
con sus traviesos hermanos
iba juntando memorias
entre alegrías, quimeras
guardando su trayectoria. 


Era así como crecía
el gran escritor de prosa
en las tertulias bohemias,
en noches de augurio y ronda,
iba hilvanando el montaje 
con simbolismos y sombras, 
la luna con sus azares
y el lirismo de la aurora.


Pincel de la desmesura,
pluma que tanto apasiona
en el teatro divino
con su musa encantadora,
la de romances y cantos,
entre flores, sangre y bodas
junto al lirismo del  arte:
¡El mundo conoce a Lorca!



Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza