Por la acción que no intimida




Por esa vida que anhela
auroras y amaneceres,
plenitud de atardeceres
cuando el amor sobrevuela.
Por esa fe que libera,
que desde el alma se inspira,
que no daña ni delira
entre el odio y la violencia
y a la vida no sentencia
porque es ella a quien admira.


Por esa ilusión que anida
y eclosiona en esperanza,
 no tolera la venganza 
ni la rabia enloquecida.
Por la acción que no intimida
ni esconde los espejismos,
se rellenan los abismos
con voluntades certeras,
que no encarcelen quimeras
ni aplaudan los egoísmos.




Comentarios

Entradas Populares

Volverás entre versos

Prefiero mi verdad

Alucinan golondrinas en la aurora

Se me ha escapado un ángel.