Avalancha ensombrecida



Hoy estamos a merced de la razón
y  el amor busca el respeto hacia la vida,
es terrible confrontar la despedida 
que oscurece desgarrando el corazón.

Es difícil explicar la sensación,
el vacío y la impotencia ante la herida,
el martirio que flagela en su estampida
condenando a la total desolación.

Es preciso alimentar la reflexión,
cuestionar la libertad estremecida
abrazando la cordura con pasión.

Que no sea la inconsciencia retorcida,
ni el suspenso de una absurda decisión
nos someta en su avalancha ensombrecida.





Comentarios

Entradas Populares

Paloma, quimera, desvelo

Prefiero mi verdad

No hay regreso al pasado

Amigo confidente en la plegaria