Preludio


Preludio de esperanza a la deriva,
el canto de su anhelo me convoca
y siento que el amor no se equivoca
genuino en el hacer que lo motiva.


Quizás en la nostalgia fugitiva
la triste adversidad que se desboca
acoge el pesimismo y se sofoca,
cegada en la ignorancia inquisitiva.


Mas vuelan entre azares mariposas
con alas de pasiones libertarias,
sabiendo que entre espinas nacen rosas.


Esplende el optimismo en las plegarias
que inspiran las misiones milagrosas.
 sin dogmas ni cadenas doctrinarias.

















Comentarios

Entradas Populares

Con su ejemplo

Más allá de promesas.

Paloma, quimera, desvelo

Décimas a mi padre