De mi Cuba no me olvido



Gozo el lirismo y la conga
del Caribe y el Parnaso,
traigo la musa del campo
y el deslumbrar de la aurora,
que se nutre del salitre
al vibrar las tumbadoras.

Soy cubana y sin reservas
 amo la rumba y el mambo
y es el bolero el remanso
pasional que deja huellas,
entre desvelos de montes
acariciando quimeras.

De los Orishas el canto
y el sabor que no claudica,

regalando las sonrisas
en medio de los quebrantos,
con la pícara sandunga
 tropical de su arrebato.

Y qué decir del guajiro,
del auténtico guateque
del romerillo silvestre
y el jilguero con su trino,
enterneciendo los valles
de palmeras junto al río!

Soy así de verso y clave,
de melodía y verbena.
Soy de Cuba y matancera,
traigo el verano en mi sangre
de los ancestros divinos
que comulgan en los mares.

Me inspiro en el sincretismo
de cabildos y deidades,
me deslumbran los azares
de atávicos desafíos
y aunque viva entre cipreses:
de mi Cuba no me olvido.
 
 
 

Comentarios

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas