Con la fiel decisión




Sin poder alcanzar el lucero
escribí mi pasión consternada,
abrazando el insomnio hechicero. 

Y aferré mi ilusión al sendero
que acrisola la ruta esperada,
en el iris de azul derrotero. 

Escapé del desdén prisionero
defendiendo la ilusa morada,
con la fiel decisión impregnada 
de vencer el dolor lastimero.

No traiciona el pesar embustero
la visión de la estrella anhelada,
que se ilustra en la joya prendada
del amor cual sublime escudero. 


Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza