Señora soledad




Me acompaña en la sensible travesía
la señora soledad, el desaliento,
la añoranza cual cetrino sentimiento
que solloza taciturna su herejía.

Profanando primaveras la porfía
injuriosa en el cetrino sufrimiento,
deja huellas en el tétrico tormento
peregrina en el cansancio y la agonía.

Melancólico el azarbe de memorias
que se agita pululando despedidas,
entre azares de recuerdos y de historias. 

En las sombras las quimeras atrevidas
confabulan apremiantes, perentorias,
sus arcanas remembranzas conmovidas.  

Inefable soledad versos murmura,
damisela en el desvelo que conjura.






Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza