Luz de mi vida.

Osado principito cual lucero
ungido de entereza, de carisma
tesoro del vigor y del renuevo,
valiente del tesón que no claudica.


Llegaste cenital en agonía
sin lágrimas siquiera de reproche,
tu espíritu aferrándose a la vida
loando tu talento con sus dones.


Orgullo de mi espacio y de mi lira,
cautivas hijo mío con tu encanto,
si el eco de tu risa es mi alegría
y el brillo de tus ojos mi remanso.


Tu diáfana caricia es mi consuelo
adagio inspirador de simpatía
y adorna la elocuencia de tu empeño
la noble inteligencia que te admira.


Talento del pensar y de las letras
irisan un crisol de maravillas,
bendicen sabiamente sus cosechas
cual eco de esperanzas infinitas.


Diamante de mi mundo hijito mío
virtuoso del milagro en la fatiga,
ofrenda del amor que hace el camino:
¡travieso emprendedor, luz de mi vida!





 
Dedicado a mi hijo Jorge David .
Te amo mi pequeño Quijote de grandes sueños.
El Mundo es grande para los valientes.
Tú puedes lograr lo que te propongas.
 Hoy eres el primer expediente de tu generación
 y el horizonte abre sus puertas para ti, tesoro mío. 
 Mañana es tu promoción, concluyes una etapa importante de tu vida.
 Cuando en el podio estés leyendo el discurso de graduación
sentiré ese instante de enorme placer y de orgullo que solo una mamá experimenta, ese instante sublime que se ilumina con el brillo de una lágrima y con la mágica expresión de la sonrisa, para fundirse en el más cálido de todos los abrazos.
¡ Felicidades Jorgito!

Comentarios

  1. Hoy más que nunca me identifico contigo en tu orgullo de madre.Es la sensación más emocionante,plena,gratificante...¡¡ ver a un hijo,hija,conseguir sus metas,verles felices,vivos!!!.Ya lo viví el año pasado y no hay suficientes palabras.Tenemos tú y yo el camino de la poesía para expresar estas emociones y lo has hecho,como siempre,de forma impecable.Te felicito por ello y,sobre todo,por lo que significa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas