Tú, mi rosa



Terciopelos de la rosa que acarician
consagrando el esplendor de lo divino,
delicados son sus pétalos que anidan
el sublime amanecer de lo genuino.

Tú mi rosa, terciopelo de los mitos
que conspiras con la gracia creadora,
tú, la rosa soñadora que enamoras
la virtud que me seduce con tu hechizo.

Terciopelo tan sutil que me sonroja
y se postra ante el pesar que languidece,
terciopelo de mi rosa que virtuosa
es el numen creador que me enriquece.

Terciopelo de mi rosa entre tus manos
que se acerca y que suspira mis antojos,
tierna rosa que regresa iluminando
la utopía enamorada del retorno.

Terciopelo del aroma que me intriga
reservando en el placer de cada beso,
la ternura del detalle que acaricias
con tus manos cada instante del deseo.

Terciopelo de la rosa que eclosiona
cada pétalo en el cáliz de mis sueños,
terciopelo inspirador: besas mi historia
en el ónfalos cual alma de mis versos.



Comentarios

Entradas Populares

Con su ejemplo

Más allá de promesas.

Paloma, quimera, desvelo

Décimas a mi padre