No eres tú el de mis versos.



No hay derecho si piensas que eres tú mi promesa,
el que inspira mis días y sofoca mis letras.
No hay derecho que creas que eres tú quien libera,
el caudal de mi río desbordando poemas.

Soy ilusa, es cierto, soñadora de mundos,
soy también la bohemia que suspira al desnudo,
cuando el alba me toca con su musa de estrella
y susurra la luna mis arpegios de letras.

No hay derecho de hallar en mis rimas tus tiempos.
¿Quién te ha dicho que eres mi utopista del sueño?
No es sendero tu ego en mi atávico lecho,
ni tus ojos robaron este amor que viajero,
siempre busca en sus labios el besar de mi verso.

Ese Sol de mis tiempos, protagónico dueño,
es visión de mis ojos en su mágico beso,
ese amor pertenece idealista y bohemio,
al eclipse versado con las rimas que pienso,
cuando toca mi Luna ese Sol con mi verso.

No hay derecho que invadas mi silencio supremo,
no eres tú quien inspira mis cascadas de versos,
ni el quijote que danza con mi cuerpo deseos,
altruista del alma, seductor de mis tiempos:
ese Sol es mi amante que bendice el silencio.


¡No hay derecho que creas, que eres tú el de mis versos !

Comentarios

Entradas Populares

Esperemos el revuelo

Señora adversidad

Me sorprendes... cuando vago

Siempre oportuna (Jotabé)