Huellas de unos versos.



Tú cuentas las historias, te busco en mi camino,
las huellas se han perdido, tú sientes que te olvido.
Tú encuentras mi sendero, yo beso mi destino
perdida en el ocaso del tiempo que se ha ido.

Tú sientes el fracaso, yo pienso mi aforismo,
sentencia que evidencia la magia del lirismo.
Tú buscas en mis ojos el éxtasis divino,
llenando tus vacíos mis letras si te miro.

Yo vivo mi pasado, disfruto sus secretos,
me baño del salitre marcando mis recuerdos.
Tú buscas mis memorias, reservas cada gesto:
evocas los instantes sensibles de mis tiempos.

Camina entre las olas, el Delfos de mi templo,
seguido por la musa que inspira mis decretos,
divina sintonía que encuentras en lo intenso
de cada melodía, con huellas de mis versos.

Tú sabes lo que habla mi cuerpo y su silencio
palabras no hacen falta, conoces cada intento.
Inspiro en mis ocasos el arte de tu ingenio,
con alas que vislumbran la luz de mi universo.

Tú buscas el sendero que besan mis recuerdos,
yo dejo en cada rima: tesoros  que discretos,
 revelan sus tristezas, contemplan los renuevos:
depuran espejismos robados del silencio;
y tú sigues las huellas dejadas por mis versos.





Comentarios

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas