Dejando entre verso y verso

 


Exorna el trino del alma cada arpegio con su lira,

celebrando el alborozo cuando la musa suspira

y  desprende en cada verso sus vivencias al volar.

Atraviesa las cascadas de irisados florilegios

con el tintero en el alma revelando sortilegios,

dejando entre verso y verso sus enigmas al andar.


Con su don acompasado se desvela por el monte 

y aprecia cada mirada que le ofrece el horizonte,

en el cálido remanso que pretende conquistar. 

Abraza en su canturreo la mirífica tonada,

revuela el aria armoniosa lisonjera en la alborada

proponiendo la cadencia melodiosa en su versar.


Coquetea con la impronta que avizora sus momentos,

siempre osada entre las letras, prendidas de sentimientos

va la musa en su aventura, pretendiendo enamorar.

Seduce a la poesía con sus fúlgidos primores,

 adonizando las huellas de oníricos surtidores

que son los fieles testigos de su obcecado bregar.


Cosechando la esperanza en senderos tan preciados,

entreteje filigranas de pensamientos alados

 que cortejan las quimeras, que sobrevuelan el mar.

 Peregrina en la nostalgia y en la verdad persevera,

toda su vida aquilata si eclosiona en primavera:

¡Renovada  en la algazara que la seduce al amar!


Comentarios

Entradas Populares

Paloma, quimera, desvelo

Prefiero mi verdad

No hay regreso al pasado

Amigo confidente en la plegaria