Alucinan golondrinas en la aurora


Alucinan golondrinas en la aurora

del magnífico esplendor que la sorprende,

irisadas cuando el céfiro suspende:

y confunde el crepúsculo su aureola.


Entre tanto imaginar lo que acrisola

el primor de la nobleza que la esplende,

desvaría el rosicler que le arrebola

el donaire encantador que lo trasciende.


Amanece en el albor la contingencia

del osado talismán de la inocencia

y el preclaro despertar que le avizora.


Si la brizna que romántica acaricia

y el suspiro cenital de la primicia:

alucinan golondrinas en la aurora.


Comentarios

Entradas Populares

Abraza la verdad

Un llamado eterno a la esperanza

Volverás entre versos

Congratula a la esperanza