Acariciando soledades

Hoy te siento primavera tan distante,
aunque admiro la belleza que me entregas
en los suaves despertares que acrecientan
esas ansias de perderme entre tus mares.
Te aprisiono en los recuerdos, los instantes,
los momentos de aventuras entre letras,
las veladas que dejaron tantas huellas
en ocasos revelando sus azares.

Ya revuelo entre mareas y arrabales
y respiro tu alegría en mi carrera.
¡Cuánto añoro tu fragancia, tu pureza
y me pierdo en su verdor incontrolable!
Apasiona ese horizonte en su realce
cuando iluso en su pendiente nos revela,
los misterios, laberintos y quimeras
en crepúsculos de intrépidos detalles.

Te imagino acariciando soledades
que hoy se aferran al color de tu promesa,
en la triste adversidad que nos golpea
tú nos muestras lo más cruel y miserable.
Es visible el panorama y su desastre
que se asoma a nuestros ojos, nos lacera
nos lastima, nos cuestiona y nos enseña
a vivir nuestro presente y sus contrastes.


Comentarios

Entradas Populares

Con su ejemplo

Más allá de promesas.

Paloma, quimera, desvelo

Décimas a mi padre