En el placer de su ternura



Me inspiro en la sonrisa de tu estío,
no importa si el invierno nos lacera,
tú eres quien excitas la quimera
romántica y capaz en su albedrío.

Ya sabes que me atrevo en el rocío
que asperge tu ambrosía con mi espera,
te siento al invadir mi primavera
muy juntos trascendiendo en desafío.

Acudo en el andar de tu desvelo
mi héroe y surtidor de mi locura,
que arropa mi cariño con tu anhelo.

Me gozo en esta tórrido aventura
que ardiente desordena mi entrecielo
fluyendo en el placer de su ternura.


Comentarios

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas