Con tu espiritual empeño



Traviesa de quiméricas locuras
me llega la utopía de tu sueño,
que alcanza con tu espiritual empeño
el aura de mis tantas aventuras.

Me inundan ilusorias conjeturas,
ingenuas e ideales las reseño,
se  arraigan al remanso del ensueño
sanando mis conflictos y hendiduras.

Y llegas como amante y como dueño
ofreces entre abrazos tus dulzuras
y todo lo viril del desempeño.

Divinas circunstancias, coyunturas,
se afianzan a lo fiel y lo hogareño
en tanto se superan angosturas.









Comentarios

Entradas Populares

Con su ejemplo

Más allá de promesas.

Paloma, quimera, desvelo

Décimas a mi padre