Tantas veces suspira



Vierte el polvo de estrella su rocío de luna
y es la noche traviesa quien presume oportuna
ofreciendo lo egregio del vergel del amor.
Complaciente reserva la añorada quimera
proporciona la magia de vital primavera
y sorprende el orgasmo con su esencia de flor.

El silencio presagia su emoción vehemente,
y es oasis de sueños en la holganza evidente
donde esconde la vida nigromante pudor.
Confidente entregado a entrañable revuelo
cual testigo que añora que no acabe el desvelo
y el idilio derrame su placer seductor.

Guarda en manto de seda su amuleto atrevido,
la esperanza aquilata, no pretende el olvido
solo quiere aferrarse a hechizante fulgor.
Persistente atesora la pasión que le inspira
y en su loca algazara tantas veces suspira
el viril arrebato de su afán tentador.









Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza