Cual sortilegio



Inspira seducción desde lo egregio
el eminente trino de la alondra,
cautiva con dulzura, no atolondra
la infusa creación en cada arpegio.

El fúlgido esplendor cual sortilegio
se esparce en la algazara de los montes,
en tanto entre tonadas de sinsontes
emerge lo mirífico y lo regio.

 ¡Qué irrumpa lo genuino sin formato
el eco del amor que nos conmueve,
aquel que en el dolor surte su alianza!

 ¡Qué el brillo de la aurora se renueve
e intente rosicleres de arrebato,
en tanto se amotina la esperanza!






Comentarios

Entradas Populares

Esperemos el revuelo

Señora adversidad

Me sorprendes... cuando vago

Siempre oportuna (Jotabé)