Eres dueño




Eres dueño del monte que dibujo entre versos
quien recrea mis noches entre letras versadas,
eres tú quien convierte los adagios del alma
en cascadas que inspiran acertijos y sueños.
Y es que atrapo el desvelo que aquilata la espera,
a la ilusa mirada  que provoca suspiros
y a la brisa que llega con sutil desatino
esparciendo el milagro del amor mientras vuela.  

Eres tú mi horizonte que se nutre de anhelos,
que entroniza esta loca obsesión que me invade,
eres dueño genuino que apasiona innegable
mientras vierte su dulce ambrosía el silencio.
Y es que alcanzo la cima de adorable quimera
en el cenit vital que humedece el rocío
y sorprende al cansancio el orgásmico idilio
mientras tanto sin miedo la esperanza se entrega.





Comentarios

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas