Hoy regresa de un tiempo




Hoy regresa de un tiempo fecundando el olvido,
han pasado los años y el ocaso es testigo
del sendero que arcano va escarchando el espigo,
cual bohemio recuerdo de un otoño vencido.

Del desierto cansado solitario y plañido
el lamento solloza reclamando el abrigo,
que cobije algún sueño sin dolor ni castigo
mitigando las dudas del ayer fallecido.

Hoy regresa afectivo cual profeta de un sueño
seguidor del romance y el epígono empeño,
alcorzando la aurora que acrisola quimeras.

Convirtiendo el declive turbulento en adagio
que sentencia y conquista más allá de un presagio:
la evidente algazara como albricias de esperas. 

Comentarios

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas