Allá en la lejanía.


 
Allá en la lejanía las luces son plegarias,
que rompen con las olas espumas de añoranzas.
Se pierden entre nubes cual rayos de nostalgias
y elevan los instantes retados de esperanzas.

Azul el horizonte perdido en la distancia,
admiro en lo lejano la mágica algazara
de espumas que en las olas, revelan sus cascadas
de blancas ilusiones y verdes esperanzas.

El eco del silencio es arpa entre las aguas
que irrumpe el horizonte con notas de alabanzas,
es melodía intensa que llora en su romanza,
el canto de la ondina cual aria de su alma.

Las sílfides del aire se besan con el viento,
espléndido horizonte que inspiran los arpegios
del piélago divino que alivia en el destierro,
el eco de la ausencia que abraza su silencio.


Allá en la lejanía emerge una quimera,
desprende generosa  su incógnita secreta.
 Compendio de plegarias y arcanas las endechas,
disipan las nostalgias de lúgubres ausencias.


Tonada de mis versos censuran anatemas,
el eco de un romance alivia la tristeza
y observo en lo lejano visión de mi leyenda,
 el mar de la esperanza que abraza mi poema.

Comentarios

Entradas Populares

Con su ejemplo

Más allá de promesas.

Paloma, quimera, desvelo

Décimas a mi padre