Cuando miro a tus ojos.


Cuando miro tus ojos, callados de esperanzas,
una emoción invade mi alma que se espanta,
el amor se debate entre dudas que pasan
y al estrechar tu mano, ya no me inspiras nada.

Cuando miro tu boca, tan seca de esperanzas,
me pregunto quien eres, si no calmas mis ansias,
siento sed en mi pecho, un frío que me apaga,
la añoranza de un sueño se escapa entre las sábanas.

Yo me enredo en el velo de un ángel que me alcanza,
al levantar mis ojos y buscar tu mirada,
te encuentro taciturno, buscando entre mis ansias,
un amor ya marchito sin pudor y sin alas.

Cuando miro a tus ojos ya no te miro el alma,
buscaré en este vuelo una mirada clara,
que me llene de nuevo entre sábanas blancas,
de esa pasión, de un sueño que domine mis ansias

y despertar de nuevo para sentirme AMADA.














Comentarios

Entradas Populares

Paloma, quimera, desvelo

Prefiero mi verdad

No hay regreso al pasado

Amigo confidente en la plegaria