Acaricia Con La Pluma



Tú me entregas cuando inspiras

cada nota sin recelo,

se multiplica hasta el cielo

y sin pensarlo suspiras.

Junto al verso tú conspiras

regalando desatinos

opalescentes, genuinos,

por si en la noche volvieras

titilando entre quimeras

con madrigales divinos.


Verosímil damisela

que acaricia con la pluma 

mientras el aura perfuma

y la musa sobrevuela.

El lirismo no encarcela

ni se esconde entre conjuros,

construye puentes seguros

nutriéndose de esperanza

y al perseverar alcanza 

horizontes más seguros. 


Tú me ofreces primaveras

que reponen energías,

mitificas melodías

en acequias y riberas. 

Hacedoras las esperas

saben de amor y de verso,

invitan al universo

a procrear la paciencia, 

la humildad, la vehemencia

respetando lo diverso.



Comentarios

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas