Pues la Vida es Eso

 



Pues la vida es eso, superar abismos,

secarnos el llanto, comenzar de nuevo, 

no importa el fracaso si el quebranto es denso

cuando la esperanza no es más que espejismo.

Recorrer espacios, darle tiempo al tiempo

no rendirnos nunca aunque gris sea el cielo,

vencer mil censuras, romper atavismos

encendiendo el alma con brío y denuedo.


Compañera ilusa de las primaveras

que sublime infunde su cálido arpegio,

la que en el ocaso se opone al silencio

venciendo nostalgias y cerrando brechas.   

Pues la vida es eso, cosechar renuevos,

aliviar  abrojos, compartir desvelos,

si acaso en el cénit de tantas quimeras

se alcorzan legados anidando sueños.


Desafiante avanza, siempre creativa

sin juzgar acciones en tantos tropiezos,

soltando las cargas, enfrentando miedos

junto al compromiso de alcanzar la cima. 

Pues la vida es eso: propósitos, retos,

sagradas palabras que irrigan desiertos,

mientras persevera feraz,  reflexiva 

cual broquel defiende su amado universo.


Comentarios

Entradas Populares

Con su ejemplo

Más allá de promesas.

Paloma, quimera, desvelo

Décimas a mi padre