Eco divino



Esboza tantos sueños en poemas

las letras entre osadas despedidas,

cobijan primaveras consentidas

en medio de diluvios y problemas.


Borrando tantas dudas entre esquemas,

se suman las verdades concebidas

con luces que atesoran las salidas

y dejan sus probados teoremas.  


¡Oh, sol del corazón, eco divino

que clama libertad desde su albura

compensa en el desvelo lo genuino!


¡Qué sienta la constancia en la premura

y  habite en cada instante peregrino,

la fuerza del amor sin armadura!





Comentarios

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas