Mosaico de Décimas II

 Contrapunto para Tierra de Poetas


Ella a ti te habrá de amar

pues eres pura ambrosía,

que entrega en su fantasía

lo tierno de su pensar.

Es sublime hasta el trinar

de ese corazón ardiente,

que acaricia vehemente

del alma cada desvelo,

cada sueño, cada anhelo

suspirando dulcemente.

 

No vengan con pasos lerdos

ni con el torpe arrebato

que simule de inmediato

los más sinceros acuerdos.

Siempre serán los recuerdos

los que impongan su osadía,

los que harán que en armonía

y escudriñando momentos,

regresen los pensamientos

con su fértil lozanía.


De un saber omnipotente

se nutre toda tu esencia,

con la más vital sapiencia

que enriquece dignamente.

Te entregas tan vehemente

con el vigor de tu alma,

que aliviando nos ensalma

fluyendo con su mesura,

mientras deja la ternura

junto al verso que nos calma.


Y verás que te ama tanto

cuando mires a sus ojos,

no habrá lágrimas ni enojos

sólo el brillo de su encanto.

Se te pasará el quebranto

y aliviarás emociones,

encontrando las razones

para compartir la vida

con la que nunca te olvida

y declara sus pasiones.


Se va su alma adolorida

infeliz y acongojada,

tan triste, decepcionada,

finalmente convencida.

Fue fatal la despedida

y más terrible el quebranto

refugiándose en el llanto

cual solitario bohemio

que ha perdido ya su premio

en un total desencanto.












Comentarios

Entradas Populares

Con su ejemplo

Más allá de promesas.

Paloma, quimera, desvelo

Décimas a mi padre