En su renuevo


Las lágrimas destilan añoranzas,

son tantos los motivos, los flagelos

en un mundo que cuenta las nostalgias

en medio de ataúdes y silencios.


Y el viento sopla intenso en su albedrío,

son tantas las angustias y pesares

que dejan esas huellas de peligro

marcando la ansiedad en los instantes.


Lo justo nos reclama un compromiso,

se turba y petrifica junto al miedo

que engendra lo más cruel desde su abismo

en medio del más íngrimo desierto.


La vida pone a prueba sus designios,

impone en el azar su desconcierto,

requiere del amor, del sacrificio,

que surta vehemencia en su renuevo.


La tierra se prepara convencida

que habita la esperanza prominente 

y el tiempo sanará todas las cuitas

de sombras que entre dudas envilecen.



Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza