Y junto a la hoguera



Y junto a la hoguera del amor genuino
en el arrebato de entregar el alma,
el néctar del cuerpo su elixir derrama
y vierte ardoroso todo el regocijo.

El placer irriga montes, laberintos,
soltando las riendas de hechicera osada
que busca en el Cenit sensuales miradas 
y el gozo travieso que fluye cual río.

Es tal turbulencia que tórrida inflama
el desvelo ardiente, vitales suspiros
mientras se despliegan locas madrugadas.

El délfico oasis, cobija y abrigo,
en el apogeo crucial de la danza
de amantes que viven el sublime idilio.



Comentarios

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas