Esos labios que te han besado



El néctar divino que te ha besado
y el eco del suspiro en el requiebro,
enlazan lo que quieres y has soñado
en noches de aventuras y desvelos.

El tórrido volcán del entusiasmo
conspira con la lava del deseo,
sofoca en el placer del arrebato
y abrasa en el romance de los cuerpos.

Lo sientes, te domina el sortilegio,
te entregas en ardiente danza amante
llevada por el gozo en su apogeo. 

Asumes en el clímax los azares
que llegan congruentes con el tiempo
y dejan cincelados sus instantes.





Comentarios

Entradas Populares

Paloma, quimera, desvelo

Prefiero mi verdad

No hay regreso al pasado

Amigo confidente en la plegaria