Por sueños amanecidos

Por amores convencidos
en tantas noches de luna,
por la sublime fortuna
de vergeles florecidos.
Por sueños amanecidos
entre décimas y retos, 
por acertijos, secretos
que hilvanan melancolías
y anhelos en poesías
cual divinos amuletos.

Así vislumbro desvelos,
rosicleres y horizontes,
dibujo los verdes montes
aliviando desconsuelos.
 Viviendo todos mis duelos
entre acequias de añoranza,
nutro el alma de esperanza
con mis silencios infusos
 de crepúsculos ilusos
 divagando en lontananza.




Comentarios

Publicar un comentario

Entradas Populares

Con su ejemplo

Más allá de promesas.

Paloma, quimera, desvelo

Décimas a mi padre