Si acaso




Una mirada ilusa, impronta en el desvelo,
un canto matutino, la mística amapola
y aquel beso travieso que osado se arrebola
en un suspiro aliado cual nimbo del anhelo.
 
Y siento en el abismo la magia del consuelo,
un verso en el parnaso del iris que acrisola
y aquella filigrana de espliego se extrapola
indemne de pesares, divino en su revuelo.
 
Ya ves surte el insomnio lozano en su algazara,
emprenden horizontes las musas peregrinas
si omiten los ocasos, melifluas primaveras.
 
Deliro entre las sombras, me pierdo entre colinas,
abrazo el pentagrama de azares y quimeras
si acaso en la distancia tu Cenit vislumbrara.
 
 
 

Comentarios

Entradas Populares

Abraza la verdad

Un llamado eterno a la esperanza

Volverás entre versos

Congratula a la esperanza