Hacedor de los caminos



Luna azul en blanco cielo
surtidora del rocío,
bendiciendo el sacrificio
en el ínclito universo,
del pesebre nazareno
y la humildad del recinto.

Rosa mística y aroma
del más preciado silencio,
cual Espíritu sediento
es libertad, luz y gloria,
mientras la paz salvadora
es fortaleza de anhelos.

Fría noche que contrasta
con el iris del lucero
y el divino alumbramiento
deja sus huellas marcadas,
en la sonrisa preclara
del estío navideño.

Plena bondad sin fronteras
y albricias cual regocijo
de esperanzas, desafíos
proclamando en cielo y tierra,
la palabra verdadera
cuando el Verbo hace caminos.









Comentarios

Entradas Populares

Paloma, quimera, desvelo

Prefiero mi verdad

No hay regreso al pasado

Amigo confidente en la plegaria