Entre suspiros



 Quedándote dormido en mi regazo
disfrutas del amparo placentero,
te admiro amaneciendo en mi sendero
atado a la ternura de un abrazo.


En tanto en el consuelo del ocaso
vislumbra un rosicler aventurero,
cobija la altivez del escudero
y anula el pesimismo del fracaso.

Tú gozas de mi aroma entre suspiros
buscando el cenital acoplamiento,
en tanto yo me sumo a tus respiros.

Delira la intención de un juramento
y expelen los jazmines entre siros
que alcorzan el oasis del momento.







Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza