Si acaso


Si acaso erré desértica en la aurora,
mi pluma se arrepiente en el ocaso
pues sé muy bien que el néctar del fracaso.
consume con maldad inquisidora.


Si acaso fue la arena seductora
cobija en la abundancia y en lo escaso,
quedó grabada su huella en el parnaso
del verso que estremece sin demora.


Dejé estallar la noche celestina
erré al besar el cielo con mi canto,
en tanto alzó su cruz el desencanto.


Miré hacia el mar sumida en el quebranto
y el eco de la brisa diamantina
dejó escapar su musa repentina.




Comentarios

Entradas Populares

Volverás entre versos

Prefiero mi verdad

Alucinan golondrinas en la aurora

Se me ha escapado un ángel.