Se vislumbra la ilusión




Alcanzada la ilusión que no aprisiona
se libera el corazón de tanta pena,
redimiendo en la esperanza sin condena
el perdón conciliador que reflexiona.

Se emancipa la razón que no traiciona
y conoce el esplendor que no envenena, 
si arrebata  en la pasión que desenfrena
el azarbe surtidor que se alecciona.

Alas suaves, libertarias, suspendidas
extendiendo la emoción al horizonte
en el iris rosicler cual fiel remonte.

Y vislumbro en el azul del verde monte
el anhelo de quimeras convencidas,
entre letras que conmueven renacidas.





Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza