De nuevo amaneciendo

De nuevo amaneciendo
 
De nuevo amaneciendo nos hechizó la vida
otra vez liberamos enigmas contenidos,
en miradas inquietas y guiños consentidos
escrutando caricias en noche florecida.
 
 
Y yo sentí tu mano viril comprometida
que despertaba el gozo de anhelos escondidos
y concilió  el desvelo besando los sentidos,
 la rijosa algazara bohemia y atrevida. 
 
 
De nuevo con el alba se emancipó lo incierto
trinaron las memorias azares y aventuras,
en tanto amaneciendo nos sorprendió el concierto.
 
 
Cual madrigal que asperge sublimes tesituras
alcorza  la alborada su rosicler de espera,
mientras tanto acrisola genuina su quimera.


 




Comentarios

Entradas Populares

Congratula a la esperanza

El pincel y la rosa.

Esperemos el revuelo

Auroras desveladas