Se despeña el intento

 Se despeña aquel intento conmovido

expirando la congoja que condena,

pues la oscura soledad parca le ordena

confinar sus anatemas al olvido.


En atávico sendero recorrido

va el intento que alucina y desordena,

el empeño vehemente que resuena

cual averno lacerado y confundido.


Se quebranta lo genuino en el flagelo,

cual azote consternado que estremece

el oasis esplendente de un anhelo.


Y despeña la malicia que fenece

en su pereza al desprecio que envilece,

exiliada en azaroso desconsuelo.


Comentarios

Entradas Populares

Paloma, quimera, desvelo

Prefiero mi verdad

No hay regreso al pasado

Amigo confidente en la plegaria