Nuestro ahora



En vasta proporción y sin medida

vivamos nuestro idilio que adoniza,

que encanta con su ardor y nos hechiza

dejando el buen aroma de la vida.

No habrá ni malestar ni despedida

pues sólo el corazón nos enamora,

bendice cada día nuestra aurora

alcorza con su amor maravilloso

lo grato, placentero y dadivoso

que besa nuestro instante, nuestro ahora.


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza