Es la mirada del alma



Es el monte del olvido
el que susurra nostalgia,
aferrándose a la magia
del cariño desmedido.
Es el placer sorprendido
que adoniza lo increíble,
quien alucina sensible
cautivador y adorable
cual espíritu inefable
manso, tierno y apacible.

Es la mirada del alma
la que busca la riqueza,
esa que emana belleza 
y que fielmente nos calma.
Es la que nutre y ensalma,
quien revela su ternura
con la paciencia y cordura
del amor que no abandona,
 quien en la espera perdona
con la humildad que perdura.

Es la que en sueños delata
y ante el dolor se conmueve,
es quien luchando se atreve
y al deshonor desbarata.
A la lealtad desata
para que vuele genuina,
ante el odio no se inclina
y rechaza la arrogancia
cuando presume constancia
en la verdad que ilumina.











Comentarios

Entradas Populares

Volverás entre versos

Prefiero mi verdad

Alucinan golondrinas en la aurora

Se me ha escapado un ángel.