Arrebata la tarde




Hoy me duele la vida que se asila en quebranto
lastimando el octubre de nostalgia y pesar.
Se apodera el ocaso lacerando el encanto
y se adueña del tiempo cual testigo el azar.

Arrebata la tarde su bondad del camino,
se sacude la prisa de aventura al amar.
Hoy me duele que el alba se despida del trino
del sinsonte rosáceo y el jilguero al clarear.

Horizontes de sombras, acertijos y enigmas,
laberinto de anhelos en el álveo bregar
y la luna de otoño revelando el estigma,
si oscurece la tarde caprichosa al andar.

Regocijo de cuervos, nigromante de hastíos
y ataviados instantes en su  loco danzar,
mientras lloran las notas que pregonan vacíos
aferrando quimeras al misterio de amar.








Comentarios

Entradas Populares

Volverás entre versos

Prefiero mi verdad

Alucinan golondrinas en la aurora

Se me ha escapado un ángel.