Pudo mi amor




Pudo mi amor enmudecer la brisa
y al céfiro insinuar de iluso viento,
al hálito intangible que de prisa
acosa la ventisca en su lamento.

Pudo alcanzar dilecto sentimiento
en el frescor del aura peregrina,
el amor sin clausura ni tormento
que augura su algazara clandestina.

Gozó mi amor la alianza diamantina
de intenso trovador inquebrantable.
Pudo el amor calmar la tremolina,
ruidosa, confundida e intolerable.

Albur del regocijo cuestionable
que inspira en el terral su infiel caricia,
avanza en el crepúsculo excitable
que añora el plenilunio en su codicia.

Pudo el amor saciar en la primicia
del beso acrisolado tiernamente,
pudo gozar el fénix de su albricia
y el eco placentero confidente.

Pudo el amor bohemio y consecuente
vencer la solitaria despedida,
pudo salvar hialino y esplendente
su náufraga quimera prometida.
 

Comentarios

Entradas Populares

Décimas a mi padre

Paloma, quimera, desvelo

Como Tantas Veces

Congratula a la esperanza